Propiedades de la sal marina

La sal de mar ha sido utilizada como saborizante natural desde hace muchos años, resultando ser tan vital para los seres humanos que inclusive una buena porción de la lengua está constituida para saborear y percibir la salinidad. Reducir la ingesta de sal puede ser altamente beneficioso para la salud en general.

La sal viene a ser el mineral que le da sabor a los alimentos y por lo general la comida desabrida no le gusta a nadie, sin embargo, existen alternativas diferentes a la sal común que pueden otorgar el mismo sabor, sin atentar contra la salud y bienestar de sus comensales. Nos referiremos en este post específicamente a la sal marina. Para mayor información puedes visitar: https://www.saldemesa.com/

Definición de sal marina

La sal marina es la que se obtiene como resultado de la evaporación del agua del mar, en lugar de extraerla de depósitos sedimentarios. Este tipo de sal tradicionalmente ha sido empleado en la cocina y en la fabricación de algunos productos cosméticos.

Se le conoce comúnmente también como sal de bahía o sal solar y su producción data de hace muchos siglos atrás. Las sales disponibles para su comercialización en el mercado pueden variar mucho en su composición química.

Ventajas del consumo de la sal marina

Por lo general suele ser de mayor y mejor calidad que la sal común, por contener más de 60 minerales y en consecuencia suelen ser una rica fuente de estos ya que son abundantes en los mares y océanos de los cuales ésta proviene.

Otro de sus principales puntos a favor tiene que ver con su capacidad de prevenir la deshidratación, así como equilibrar los líquidos que en definitiva tiene que ver con una de las más fundamentales funciones del sodio en el cuerpo humano. Su pérdida o exceso se traducen en el comportamiento del agua.

El consumo diario de la sal marina, entre otras propiedades, promueve o favorece el mantenimiento de niveles adecuados de sodio en el organismo, equilibrando de esta forma las proporciones de este con respecto al potasio, que representan los electrolitos responsables de equilibrar los fluidos de las células, así como el plasma sanguíneo y líquido extracelular.

La importancia de sustituir la sal común por la marina radica fundamentalmente en el hecho de que su composición química favorece el bienestar y salud en general, reduciendo riesgo de padecimiento de enfermedades cardiacas  y cerebro vasculares, entre muchas otras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *