La depresión en adultos mayores

Tanto niños como adultos pueden manejar cuadros depresivos que causan dificultades bastante importantes en la vida cotidiana, y es que ciertamente, se trata de una enfermedad o trastorno mental que al involucrar el hecho constante de sentirse triste, altera totalmente el modo de sentir y de pensar, por lo cual el paciente generalmente terminada aislado y con pensamientos sobre la muerte.

Así pues, la depresión en adultos mayores, se ha consolidado como un malestar significativo que involucra causas biológicas como las alteraciones químicas del cerebro y psicológicas, tal y como es el caso de la pérdida de control sobre el entorno, la sensación de impotencia, disminución de la autoestima y la ausencia de motivación por la vida como tal.

Ayudar a un adulto mayor con depresión

Tras el correspondiente diagnóstico médico y formulación del tratamiento, la familia y seres queridos en general, pueden colaborar de muchas maneras para hacer mucho más efectivo el proceso de recuperación.

Así pues, ayudar a un adulto mayor con depresión, implica construir las relaciones de manera muy diferente a la que hasta el momento se viene planteando, asimismo, el ocuparse de generar momentos de calidad para compartir y hacerle notar que tiene un apoyo o si se quiere un respaldo en el cual sostenerse cuando se sienta mal.

La empatía, siempre será la mejor estrategia para no caer en el error de juzgarlo, proponer tareas para que se sienta nuevamente entusiasmado y deje de lado los sentimientos de inutilidad, son alternativas que definitivamente marcan la diferencia.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *