Adelgazar, cuestión de voluntad

Bajar esos kilitos de más es importante si deseamos mantenernos saludables y sentirnos seguras de nosotras mismas. Alcanzar nuestro peso ideal beneficiará nuestro autoestima y nuestra salud en maneras que ni siquiera imaginamos. Sin embargo, tal pareciera que la rutina diaria y la comida chatarra que abunda en las ciudades conspira contra nuestro objetivo. Apenas encontramos tiempo para ejercitarnos, entre el trabajo y otras obligaciones, y comer saludable se vuelve un lujo. ¿Verdad?

En realidad, adelgazar –y mantenerte delgada- no requiere más que fuerza de voluntad y disciplina. Si cuentas con estas dos cosas, siempre encontrarás el momento y la energía para ejercitarte y para comer bien. Aunque al principio te cueste trabajo, pues estés demasiado acostumbrada a tu estilo de vida, verás como te sientes mejor y cambiarás tus hábitos para bien. A final de cuentas, se trata de un esfuerzo que bien vale la pena.

Muchas mujeres se sienten más seguras y motivadas cuando siguen un régimen específico, cuando menos durante unos meses, en lo que se acostumbran a los nuevos hábitos alimenticios. El animo es muy importante para seguir adelante y ser constantes, y alcanzar la meta que nos hemos fijado. El proceso puede ser duro, pero las recompensas no tienen precio: sentirnos bien con nosotras mismas y estar saludables.

La dieta mediterránea es una excelente opción para bajar de peso. A diferencia de otras dietas, nos permite comer delicioso y elegir entre platillos variados. Se basa en alimentos saludables que nos hacen perder peso de manera natural, como aceite de oliva, pescados y vegetales. Modera el consumo de las carnes rojas y los lácteos y eleva el de los cereales, los frutos secos y las legumbres. Una dieta como esta nos permite adelgazar a la vez que reducir el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, hipertensión y otras enfermedades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *