Las propiedades del Ginkgo Biloba

El ginkgo biloba posee numerosos principios activos que producen efectos muy beneficiosos para el organismos. Es un excelente suplemento para estimular la circulación sanguínea, mejorar la memoria y las capacidades mentales en general. Aunque se trata de un suplemento natural, no debe abusarse de él y debe administrarse con precaución.

En los últimos años el uso de ginkgo biloba ha crecido significativamente, ya que ayuda a tratar problemas estéticos y también ciertos desórdenes o enfermedades. Al ser un producto muy útil para aliviar el estrés y para mejorar la circulación sanguínea es aplicado en los centros de estética con los tratamientos de mesoterapia.

Propiedades del extracto

El extracto de ginkgo biloba contiene heterósidos y ginkgoloides que permiten aumentar la irrigación sanguínea periférica y central, produciendo una circulación más efectiva hacia todos los órganos y tejidos. Como consecuencia, mejora ciertas funciones corporales y permite aminorar síntomas típicos de la edad madura y senil que se relacionan con la falta de una correcta irrigación sanguínea.

El ginkgo biloba es reconocido como un tópico neuronal muy efectivo, ya que mejora la circulación sanguínea del cerebro, por eso, se utiliza como suplemento en casos de estrés, cansancio mental, falta de concentración, etc. Es indicado especialmente antes de presentar un examen para favorecer la memoria, cuando estamos pasando por etapas de estrés laboral, etc.

Usos clínicos

Clínicamente se lo utiliza en casos de enfermedades del sistema nervioso central y neuronales (mal de Alzheimer, Parkinson, esquizofrenia, entre otras) para frenar o por lo menos disminuir los síntomas, ya que ayuda a atenuar los efectos del envejecimiento neuronal, estimulando la actividad neuronal y mejorando la circulación. Al estimular la memoria y la actividad cerebral, se logra disminuir el avance de ciertas enfermedades del cerebro.

Debido a sus efectos positivos contra el estrés y al ser un neuroprotector se lo recomienda para pacientes con depresión y otras alteraciones de los estados de ánimo.

Aunque esta es la característica más sobresaliente del ginkgo biloba no es la única. Al ser un estimulante de la circulación sanguínea es muy beneficioso para tratar otros problemas tales como várices, insuficiencia venosa, calambres, ayuda a tratar el síndrome premenstrual y permite revertir algunas complicaciones que se relacionan con la diabetes. También posee propiedades antiinflamatorias, gracias a los ginkgólidos. Su efecto puede ayudar a controlar enfermedades como las alergias o el asma. Asimismo, ayuda a prevenir desórdenes del equilibrio, mareos y vértigo.

En caso de que se esté tomando algún medicamento, es conveniente consultar con el médico antes de consumir ginkgo biloba ya que puede tener interacción con alguna droga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *